A day in Troncones Beach

Playa Troncones es la joya mejor guardada del Estado de Guerrero; se trata de un lugar ubicado a tan solo 30 minutos al noroeste de Zihuatanejo en el Municipio de La Unión. Poseedor de increíble belleza, cálido clima todo el año y buenas olas para el surf.

Rodeado de exuberante bosque y palmeras, el pueblo de Troncones se compone de pequeñas villas, casas y hoteles boutique a lo largo de sus cinco kilómetros de playa que, en conjunto, crean un ambiente relajado, de paz y armonía.

Así que, en primer lugar nos aventuramos a descubrir  Playa Troncones empezando por visitar muy temprano el mirador. Éste cuenta con dos accesos; ambos muy sencillos por lo que puedes elegir llegar en auto o escalar una pequeña montaña. Cualquier experiencia vale la pena ya que al llegar te ofrecerá una vista impresionante a toda la playa para apreciar las largas olas y a los primeros surfistas que se aventuran en el agua mientras el silencioso canto de las aves te da una paz envidiable.

Ya sintiendo el calor de los primeros rayos del sol fuimos a refrescarnos al Mercadito orgánico de Troncones, situado dentro del hotel Tres Mujeres. El Mercadito orgánico de Troncones se compone de al menos diez productores locales de mezcal, fruta fresca, artesanía, café, miel y otros productos los cuales se ofrecen entre música en vivo, comida y aguas frescas naturales.

El Mercadito orgánico de Playa Troncones se organiza para ofrecer solamente productos locales y libres de industrialización, resulta interesante ver que en Guerrero se cultivan enormes hojas de acelgas y arúgula, jengibre y otros productos que regularmente desconocemos.  Jueves y martes a partir de las 8am son los días en que puedes visitar este mercadito y dejarte conquistar por lo hecho en la costa.

Para la hora de la comida llegamos al hotel Tronco Bay inn el cual cuenta con su restaurante Tres Palmas abierto al público en la bahía de Manzanillo, aquí pasamos buena parte de la tarde disfrutando de los cócteles, la playa semi desértica, la alberca y jacuzzi con que cuenta el lugar.

La Bahía de Manzanillo cuenta con apenas algunos hoteles pequeños, aguas cristalinas y una amplia playa de blancas arenas, este lugar es encantador. En el restaurante Tres Palmas comimos  las famosas y frescas tiritas de pescado típicas de la región, deliciosos camarones al coco y cócteles que; aunados a la magnífica atención que recibimos tumbados en sus camastros de madera frente al mar, nos hicieron la tarde.

Para terminar el día una vez comidos, descansados y relajados participamos en la sesión de Temazcal Tepeyollot. El Temazcal es una técnica ancestral que consiste básicamente en un baño de vapor y que favorece la eliminación de toxinas con otros múltiples beneficios para el cuerpo y la mente.  La experiencia en el Temazcal Tepeyollot comienza desde el viaje hacia un cerrito rodeado de árboles en donde se encuentra el temazcal, con vista al mar y sin nada más alrededor.

La ceremonia dura alrededor de una hora (o lo que el cuerpo aguante) en donde a través de las esencias, el vapor y la música aclaramos la mente. En estas actividades es común encontrarnos con gente interesante que enriquece cada visita. Fanny, la guía del temazcal, te transmite mucha serenidad y confianza con sus amplios conocimientos en medicina Tolteca.

Llega el atardecer y el día se nos ha ido como agua, nos quedamos con ganas de visitar más lugares en Playa Troncones de los que después les compartiremos.

Si lo que buscas es disfrutar de la naturaleza en un ambiente bastante relajado, apartado de los  grandes hoteles y aglomeraciones, visita Playa Troncones. Los viajeros suelen caer enamorados de la tranquilidad que brindan las hamacas en los corredores, techos de palma y decoraciones artísticas de cada lugar.

Y tu, ¿Qué esperas para visitar este paraíso de la Riviera Dorada? #FeelRiviera

More on Feel Riviera Destinations

Follow us on